¡Los precios incluyen el IVA! Facebook Ciudades en JuegoTwitter Ciudades en JuegoPinterest Ciudades en JuegoInstagram Ciudades en Juego

Top Menu

Guerra de los dos Pedros

La guerra de los Dos Pedros. Donde las dan, las toman (1356-1366)

By Ciudades en Juego

Posted in , , | Tags :

Esta guerra supone el escenario en el que se produjo la caída de la vieja dinastía castellana de los Borgoña, que se remonta al siglo XI y a los descendientes de Sancho III “el Mayor” de Navarra, y la irrupción de una nueva casa, la de Trastámara, que apenas cincuenta años más tarde irrumpiría además en la Corona de Aragón con Fernando de Antequera.

PROTAGONISTAS:

ARAGÓN

Pedro IV el Ceremonioso

Fernando, hermano de Pedro IV el Ceremonioso

CASTILLA

Pedro I el Cruel (o el Justiciero)

Enrique de Trastámara

FRANCIA

Carlos V el Sabio

INGLATERRA

Eduardo III

Eduardo de Woodstock, el Príncipe Negro

 

Antecedentes

Desde el siglo XIII se sucedenlas disputas entre Castilla y Aragón por el dominio de la región de Murcia y Alicante, ya que ambos reinos mantienen que este territorio les pertenece.

A comienzos del XIV, Castilla y Aragón están enemistados, pues este reino apoyó a Alfonso de la Cerda, nieto de Alfonso X el Sabio, en sus aspiraciones al trono de Castilla y además Aragón había conquistado Alicante.

Fernando, hijo de Alfonso IVde Aragón, lidera una rebelión de las noblezas aragonesa y valenciana contra su hermanastro Pedro IVel Ceremonioso con el fin de derrocarlo, pues pretendía que su hija Constanza llegara a reina, al no tener hijos varones en ese momento (1347). Al no conseguirlo, se refugia en Castilla, donde lucha con Alfonso XI primero y Pedro I después en contra de su reino.

Este apoyo castellano a un opositor del rey aragonés acabaría convirtiéndose en una de las causas principales del comienzo de la Guerra de los Dos Pedros, al producirse un clima muy inestable y de constante desconfianza entre las dos coronas. Aragón temía que Castilla utilizara Murcia para arrebatarle el dominio del Mediterráneo. Para este reino, esta guerra fue puramente defensiva; su fin fue en todo momento conservar los territorios y la población.El monarca aragonés tenía dos objetivos en esta lucha: incorporar el reino de Murcia a la Corona de Aragón (aspiración que data de tiempos de Jaime I, en el siglo XIII) y dominar el Mediterráneo occidental frente a Castilla y su aliada, Génova.

 

En Castilla, a la muerte de Alfonso XI por la peste en 1350, le sucede su hijo Pedro I, quien pronto demuestra deseos de recuperar Alicante. Pedro IV comienza a invertir partidas en la fortificación de plazas fronterizas.

Los hijos extramatrimoniales de Alfonso XI y Leonor de Guzmán crean un partido opositor a su hermano Pedro con una parte de la nobleza castellana. Enrique, conde de Trastámara, buscará apoyos para vengar las muertes ocasionadas por Pedro I y para derrocarlo y sustituirlo en el trono. En esta rebelión abierta de Enrique contra su hermanastro en 1354, éste logró bastante éxito en sus primeros meses, pero fue finalmente derrotado y se exilió en Francia a principios de 1356, mientras que otros nobles rebeldes decidieron huir a la Corona de Aragón, siendo acogidos por Pedro IV el Ceremonioso.

Pedro IV El CeremoniosoPrimera fase (1356-1361)

En 1356, el detonante de la guerra fue el hundimiento de dos naves de Piacenza aliadas con los genoveses (Génova es enemigo comercial de la Corona de Aragón) por parte de una escuadra aragonesa en el puerto castellano de Sanlúcar de Barrameda, ante la presencia de Pedro I. El rey castellano ordenó la confiscación de todos los bienes de los comerciantes de la Corona de Aragón en su reino, en su gran mayoría catalanes.

En setiembre de ese año, Pedro I conquista Alicante, pero durante muy poco tiempo. El rey castellano tiene serios problemas para conseguir levas de hombres y engrosar su ejército.A finales de ese año, Pedro IV acoge a Enrique de Trastámara y a un grupo de nobles castellanos en su reino a cambio de vasallaje y la reunión de todas las tropas castellanas contrarias a Pedro I.

En 1357, la dominante Castilla contraataca duramente en Tarazona, pero no consiguió la entrada en el valle del Ebro. Así se estableció una tregua durante la cual Pedro I preparaba el ataque naval a la Corona de Aragón. Durante 1358 el rey castellano lleva a cabo una serie de asesinatos entre los miembros de su familia y sus congéneres aragoneses, así como diversos ataques con la ayuda de Portugal. Pedro IV considera la posibilidad de destronar a Pedro I y sustituirlo por Fernando de Aragón o por Enrique de Trastámara a cambio del reino de Murcia y algunas plazas fronterizas.

En  abril de 1359, la flota castellana (más de 100 naves) con ayuda portuguesa, ataca el puerto de Barcelona en un alarde de fuerza en el que ni siquiera llegaron a tomar tierra o a enfrentarse a la escuadra aragonesa. Pedro IV se reconcilia con su hermano Fernando, quien será un elemento clave para aglutinar a los castellanos contrarios a Pedro I.

En la batalla de Nájera (1360), ambos hermanos, Pedro I y Enrique de Trastámara se encuentran las caras. Pedro I sale victorioso de esta batalla y deja huir a Enrique. Establece entonces un acuerdo con Portugal e Inglaterra (el abandono de Blanca de Borbón nada más desposarla le granjeó la enemistad de Francia), que en estos momentos se encuentra en una de las treguas de la Guerra de los Cien Años. En 1361 se establece al fin una paz en la que Pedro I renuncia a atacar territorio aragonés y Pedro IV renuncia a su alianza con Enrique de Trastámara, quien se exilia de nuevo a Francia y se pone bajo las órdenes de Carlos V.

Segunda fase (1362-1365)

En 1362 comienza una segunda etapa en la que Pedro I renueva la alianza con Portugal, Inglaterra e incluso Navarra, y ataca y ocupa numerosas villas de Aragón y Valencia. Establece entonces un acuerdo secreto con Enrique de Trastámara en detrimento de su hermano Fernando de Aragón, al reconocerle como único pretendiente a la Corona de Castilla. Enrique llega de Francia con más tropas y la promesa de entregarle el reino de Murcia.

En 1363, Pedro I avanza sobre Teruel y más tarde Valencia. Pedro IV consigue por fin reunir un ejército con el que hace frente a Castilla y obliga a su tocayo a retirarse. Ese verano, gracias a la intervención del papa, Aragón consigue una tregua. Muere entonces, en extrañas circunstancias, el infante Fernando de Aragón. Pedro I asedia Valencia de nuevo, con Pedro IV en ella, pero una tormenta tremenda le obliga a replegar velas. Enrique consigue el apoyo de Aragón y el papado, así como el de Francia, para poder financiar las compañías blancas de Bertrand du Guesclin. Con estos temidos mercenarios al mando de Enrique de Trastámara se inicia la última fase de la guerra.

Última fase (1366-1369)

En 1366 Enrique de Trastámara inicia la conquista de Castilla. En marzo de ese año se proclama en Calahorra como Enrique II de Castilla y numerosas ciudades y nobles le apoyan. Enrique se corona, así, rey en el monasterio de las Huelgas, uno de los panteones reales de Castilla. Pedro I acude a Portugal en primer lugar y Bayona (Francia) en segundo lugar, donde se reúne con Eduardo de Woodstock bajo los auspicios del rey Carlos II de Navarra. Con el Príncipe Negro se firma un tratado por el que, a cambio de miles de hombres, recibiría Vizcaya por parte de Pedro I. Las huestes inglesas cruzan los Pirineos en 1367. Pero posteriormente, sería Pedro IV de Aragón quien firmaría un tratado de paz con Inglaterra.

Tras 10 años de diversos conflictos, Pedro I debe ocuparse de la guerra civil en su reino y Pedro IV de la rebelión de Cerdeña.

El 13 de agosto de 1367 firman la paz. En otoño de ese año, Enrique regresa de nuevo con la ayuda de Francia, muy interesada en la flota castellana para enfrentarse a Inglaterra. Pedro, por su parte, busca alianzas en el reino de Granada e incluso en el norte de África.

En marzo de 1369 se llevó a cabo la batalla definitiva en Montiel, Ciudad Real. Pedro I, en su huida hacia adelante, intentó llegar a un acuerdo con Bertrand du Guesclin, pero en su tienda le esperaba Enrique de Trastámara.

La guerra de los dos Pedros acabó sin tener un claro ganador, puesto que las pretensiones de Pedro IV de Aragón no llegaron a cumplirse y Pedro I de Castilla no llegó a vencer tampoco porque fue asesinado y destronado por su hermanastro Enrique de Trastámara(1369).El Trastámara se negó a entregar Murcia y las plazas fronterizas que le había prometido a Pedro IV y el rey de Aragón se tuvo que contentar con una indemnización (paz de Almazán, 1375).

 

REFERENCIAS

https://www.artehistoria.com/es/contexto/la-guerra-de-los-dos-pedros

https://historiaragon.com/2016/05/14/la-guerra-de-los-dos-pedros-1356-1367/

https://www.youtube.com/watch?v=F9pI0Y8t5WI

Baraja Didáctica Enrique II el Bastardo
Enrique II - Colección Baraja Didáctica (Pincha en la imagen para ver la colección)
Carlos V El Sabio
Carlos V El Sabio
Alfonso IV El Benigno
Alfonso IV El Benigno
Carlos II de la Casa de Evreux en Navarra
Carlos II de la Casa de Evreux en Navarra
Fernando I de Aragón
Fernando I de Aragón
Eduardo de Woodstock
Eduardo de Woodstock
TIENDA ONLINE
Comments are closed.
btt